Mindfulness y Seguro de Vida

28 ago 2019

Mindfulness y Seguro de Vida:

Seguro que conoce o ha oído hablar del mindfulness. En español solemos referirnos a este concepto como ‘atención plena’ o ‘conciencia plena’ y se trata de un conjunto de técnicas, ejercicios y prácticas que constituyen toda una filosofía de vida destinada a compenetrar cuerpo y mente. Proviene de los antiguos métodos filosóficos budistas e hinduistas.

El mindfulness propone tomar conciencia total de los propios actos, incluso de los más pequeños, focalizando la atención en aquello que se hace, sin emitir juicios sobre ello, sin manifestar apego ni rechazo ante esa experiencia.

Esta forma de afrontar la vida tiene mucho que ver con la meditación en cuanto que permite reconocer los propios sentimientos, las sensaciones corporales y todo lo que nos rodea de una forma desapasionada, sin que los problemas nos abrumen, sin luchar continuamente por entender su origen o su causa. Esa manera de afrontar la realidad nos da una visión objetiva, panorámica y completa de nuestras experiencias, con lo que podremos tomar decisiones más ponderadas, más creativas y adecuadas para mejorar nuestro bienestar y el de las personas que nos rodean. Finalmente, será una forma de caminar hacia la libertad personal y, con ella, a la felicidad.

Con este enfoque, es sencillo entender la relación entre el mindfulness y el seguro de vida, porque ambas herramientas sirven para lo mismo: hacernos la vida más tranquila, plena y libre y darnos confianza para afrontar el futuro y sus desafíos con serenidad y mayor capacidad de decisión. A propósito de que septiembre es el mes de concientización sobre el seguro de vida, queremos reflexionar acerca de cuál es la relación entre estos dos conceptos.

Seguro de vida y mindfulness: conceptos paralelos

Contratar un seguro de vida es un proceso muy parejo al del mindfulness: supone un esfuerzo de concentración, de abstracción y de análisis de las propias vicisitudes y del entorno. Si usted quiere suscribir una póliza de vida, tendrá que observar de forma desapasionada cuáles son sus circunstancias vitales: su estado de salud, sus riesgos, sus hábitos, las necesidades presentes y futuras de su familia… Hay algo de alejamiento de uno mismo para tener una visión panorámica de la propia vida, una técnica muy frecuente en la meditación y también en el mindfulness.

Esta forma estratégica de actuar le dará claridad de pensamiento y podrá tomar una decisión mucho más sosegada y, por tanto, acertada. Esto resulta muy importante al contratar un seguro de vida, una decisión que siempre se toma a largo plazo y que tendrá impacto en muchos aspectos de su día a día, especialmente en sus finanzas. Una decisión que, a la postre, puede impactar en sus seres queridos, familiares y amigos para bien o para mal.

En realidad, lo que se produce tanto en el mindfulness como en la suscripción de un seguro es un proceso de observación y profundización que debe desembocar en esa conciencia plena de uno mismo y en esa paz mental tan necesaria para que la vida sea más plena y fácil de afrontar. Este proceso autoevaluación de la calidad de vida deberá tener en cuenta todos los factores, pero sobre todo estos:

  • En qué estado vital se encuentra. Es necesario evaluar de forma objetiva y calmada su estado. Analizar su salud, la de su familia, su situación financiera y laboral y, en definitiva, sus riesgos vitales. La sinceridad en este análisis es fundamental para obtener un seguro más adecuado y a mejor precio.
  • Cuáles son sus prioridades vitales. Después, conviene determinar con atención cuáles son las prioridades que usted tiene en su vida: el papel de su familia, la importancia de su estatus y de su bienestar.
  • Qué necesidades tiene ahora. El siguiente nivel de reflexión debe suponer una evaluación de las necesidades actuales de su familia. Es muy importante hacer ese análisis para conocer exactamente qué necesitan los suyos para llevar el nivel de vida actual.
  • Qué necesidades futuras tendrá. Una vez conocidas esas necesidades, debe meditar sobre cómo van a evolucionar en el futuro. ¿Qué ingresos deberá tener su familia para mantener su nivel de bienestar dentro de 10 ó 20 años? Es un análisis complicado que exige mucha concentración y evaluar con tranquilidad todos los factores.
  • Qué le ofrece la compañía de seguros. Con toda la información objetiva en la mano, es preciso evaluar lo que le propone la compañía de seguros. Tendrá que determinar si la cobertura es adecuada, si las primas le convienen y si los beneficios que ofrece el seguro son los suficientes para cubrir las futuras necesidades de los suyos. Este paso es muy importante, así que asegúrese de manejar toda la información y de poder contrastarla con otras fuentes.

Estos cinco niveles de análisis le llevarán a tomar una decisión mucho más acertada y bien informada. Y no es en vano: el seguro puede acompañarle toda su vida si es una póliza permanente, o durante un buen número de años, hasta 30, si se trata de un seguro temporal.

Buscando la tranquilidad de espíritu

Una vez que se toma la decisión de contratar un seguro de vida es porque se siente una intranquilidad, un desasosiego, algún temor. En general, se teme por la estabilidad familiar, por su bienestar una vez falte la persona que asegura los ingresos y el nivel de vida.

Por eso, firmar una póliza, determinar una cobertura y designar unos beneficiarios para el beneficio por causa de muerte supone acabar con ese estado de zozobra. Con el seguro de vida, se pone fin a esa inseguridad y se inicia un camino en el que los potenciales peligros están minimizados. Esto le proporcionará una enorme tranquilidad de espíritu, un estado mental más relajado que permite enfocar la vida con más calma y confianza. Exactamente igual que sucede con las técnicas de mindfulness, que logran reducciones importantes de los niveles de ansiedad, depresión y estrés al tiempo que mejoran los de bienestar y optimismo.

Si el seguro de vida contribuye a mejorar el bienestar y la paz mental no es porque haga desparecer los problemas. Como sucede con el mindfulness, las cosas que preocupan y acosan no se evaporan por practicar estas técnicas ni por contratar una póliza. Sin embargo, seguro de vida y mindfulness permiten poner distancia, alejar esos problemas e impedir que condicionen el día a día. Las técnicas de meditación ayudan a enfocar y centrarse en las actividades que se llevan a cabo, siendo plenamente consciente de ellas y sin que nada empañe esa conexión mental nueva entre la realidad y la conciencia, entre el aquí y el ahora.

Fuentes:

Greater Good Science, Center at UC Berkeley, What Is Mindfulness?American Psychological Association (APA): What are the benefits of mindfulnessLife Happens, 2019 Insurance Barometer ReportHolaDoctor,  Seguros de Vida

Suscríbase a Dr. PALIG Wellness

Suscríbete hoy y recibe actualizaciones mensuales de exclusivos blogs de bienestar.

Artículos relacionados