La mejor forma de prevenir el cáncer

8 mar 2019

La mejor forma de prevenir el cáncer

La nutrición está ligada directamente a nuestra salud. Si comemos sano -- frutas y vegetales, pescados, carnes magras, cereales y legumbres— nuestro cuerpo funcionará bien. Por el contrario, si descuidamos nuestra alimentación, corremos el riesgo de sufrir de sobrepeso u obesidad, y la perfecta máquina que es el organismo humano puede comenzar a fallar.

El cuerpo tendrá la misma reacción si consumimos tabaco. A más tabaco, mayor disfuncionalidad orgánica.

Ambos son factores de riesgo "modificables" de cáncer.

Aunque el cáncer se desarrolla por múltiples razones, desde los genes que portamos hasta el medio ambiente en el que vivimos, la obesidad y el consumo de tabaco son dos de los principales factores de riesgo conductuales de esta enfermedad. Así la define la Organización Mundial de la Salud (OMS), que clasifica cinco factores de riesgo vinculados a hábitos y a la dieta:

  • Alto índice de masa corporal
  • Bajo consumo de frutas y verduras
  • Falta de actividad física
  • Consumo de tabaco y
  • Consumo de alcohol

La buena noticia es que tenemos el poder para modificar estos hábitos y lograr que jueguen a nuestro favor en las estadísticas de salud. Y tenemos que ejercer ese poder ya, porque los números de la obesidad y del tabaco son preocupantes.

En Latinoamérica hay 139 millones de personas con sobrepeso u obesidad, lo que equivale al 23% de la población de la región. La mujeres tienen más problemas de peso que los hombres, aunque los números varían notoriamente entre países.

La obesidad, que antes era un problema de salud casi exclusivo del mundo adulto está adquiriendo estatus epidémico entre los niños. Solo en México, el 40% de los menores de edad tienen sobrepeso o presentan signos de obesidad.

¿Serán adultos más enfermos? ¿Tendrán mayor riesgo de cáncer? ¿O lo desarrollarán a edad más temprana? Este es el momento de intervenir, para poder controlar estas respuestas. Estudios indican que tener sobrepeso u obesidad está vinculado a un mayor riesgo global de cáncer. Investigaciones han relacionado a esta condición con el desarrollo de cáncer colorrectal, de riñón, de mama y de endometrio.

Los números de la obesidad no son mejores más al norte. En los Estados Unidos, el exceso de peso es responsable de cerca del 8% de todos los cánceres, y de alrededor de un 7% de las muertes por esta enfermedad, según indica la Sociedad Americana del Cáncer. El 32% de los hombres adultos, y el 35% de las mujeres sufren de obesidad en ese país.

Y los números de la obesidad infantil se replican en los Estados Unidos.

En cuanto al consumo de tabaco, la OMS, como comentamos al principio, también lo considera un factor de riesgo de cáncer. Investigaciones revelan que los fumadores tienen de 15 a 30 veces mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón que los no fumadores.

Tabaco, principal causa prevenible

Fumar está asociado al desarrollo de 16 tipos distintos de cáncer. Y este hábito es el responsable del 20% de las muertes por cáncer a nivel mundial.

Y el cáncer de pulmón no es el único. Este consumo se ha relacionado con riesgo más elevado de cáncer de boca, esófago, laringe, faringe e hígado. y También cáncer de intestino y de mama.

En Latinoamérica, el tabaco contribuye con el 26% de todas las muertes por cáncer y el 84% de las muertes por cáncer de pulmón.

Los números del tabaquismo también son alarmantes, y necesitan de intervenciones de salud pública, e individuales, inmediatas. En la región hay más de 130 millones de fumadores, y los hombres y mujeres fuman por igual. En los Estados Unidos, un estimado de 38 millones de personas fuman en la actualidad.

Todos podemos modificar estos números y cambiar una realidad sanitaria alarmante. Se puede dejar de fumar. Y se puede bajar de peso.

Cómo empezar?

En el documento "Reducir los factores de riesgo del cáncer es posible", hemos recopilado el material más actualizado de las principales asociaciones médicas y científicas sobre el cáncer, sus riesgos y cómo enfrentarlos. Ese informe reúne recomendaciones específicas que ayudan a tomar decisiones informadas y saludables así como a educar a los demás sobre cómo prevenir el cáncer.

Para obtener más información sobre la prevención del cáncer, visite nuestro nuevo portal PALIGMED.

Artículos relacionados