Cuando Repentinamente Ambos Deben Trabajar Desde Casa

8 abr 2020

Cuando Repentinamente Ambos Deben Trabajar Desde Casa

Tiempo de lectura: 3 minutos, 17 segundos

Como resultado de COVID-19, millones de trabajadores en todo el mundo ahora se encuentran inesperadamente trabajando desde casa. Usted puede estar cómodo trabajando solo desde casa. Pero si su cónyuge o pareja ahora está trabajando también desde casa, tienen que hacer algunos ajustes.

Nada es fácil con respecto a esta situación. La estructura de sus vidas diarias y, todas sus rutinas familiares, se han desmoronado. Cuando dos personas se encuentran de repente viviendo y trabajando en el mismo espacio las 24 horas del día, los 7 días de la semana, tanto su trabajo como su relación pueden verse afectados. Caso concreto: en al menos dos ciudades chinas, entre las primeras en ser afectadas por la pandemia de COVID-19—los divorcios están aumentando, justo cuando las restricciones del confinamiento están disminuyendo.

Estar mucho tiempo juntos, puede ser demasiado de algo bueno.

Así que, ¿cómo pueden las parejas que tienen carreras profesionales proteger su relación y productividad mientras ambos están trabajando desde casa? Con suerte, ya habrán resuelto todas las situaciones de mayor atención. Pero, si todavía se necesita mejorar en algo, considere estas siete reglas.

  1. Establezca las reglas básicas ¿Cómo dividirán las tareas domésticas y, si tienen hijos, el cuidado de los niños y la enseñanza en casa? ¿Cuál es la mejor manera de programar sus días laborables? ¿Cómo pueden apoyarse mutuamente, en lugar de alterarse? Más allá de la logística y las tareas, es importante tener un plan para superar la crisis exitosamente.
  2. Designe un espacio de trabajo para cada uno con todo lo que necesitan para ser productivos. Idealmente, cada uno tendrá su propio espacio en habitaciones separadas. Sin embargo, si necesita compartir una habitación o incluso un escritorio, entonces la clave es programar bloques de tiempo en los que cada uno tenga acceso al lugar de trabajo principal.   
  3. Identifique su "sala de conferencias" o cree un sistema para garantizar que las llamadas de negocios y las videoconferencias se puedan llevar a cabo sin interrupción. ¿Cada uno tiene una puerta que puede cerrar cuando esté en una llamada? ¿Puede colgar su propio letrero personal de "no molestar" cuando sea necesario?
  4. Reconozca y respete el estilo de trabajo de cada uno. Tal vez necesita tiempo de trabajo ininterrumpido para permanecer concentrado, mientras su pareja siente la necesidad de conversar periódicamente durante el día. ¿Cómo puede hacer que esto funcione de manera equitativa?  ¿Quizás planeando recesos para café juntos y un horario para almorzar diariamente?  
  5. Comparta las agendas de cada uno para adaptarse a ellas. Usted tiene llamadas en conferencia importantes esta semana. Su pareja deberá entregar un proyecto muy importante la próxima semana. Al tener este tipo de información anticipadamente, no solo le permitirá planificar sus actividades laborales adecuadamente, sino que le dará a cada uno una idea de lo que el otro tiene programado, así se pueden dar apoyo adicional, o espacio, en caso de ser necesario.  
  6. Sea extremadamente organizado. Por ejemplo, si está compartiendo una oficina y generando documentos impresos, la probabilidad de que los papeles y los archivos se mezclen es bastante alta. Establezca un sistema claro para mantener de manera separada los materiales de cada uno, puede ser tan simple como usar etiquetas de colores o designar un área particular del escritorio.  
  7. Continúe reevaluando las cosas sobre la marcha y comuníquese con su pareja. Si su pareja ama trabajar con la música a todo volumen, pero usted necesita de un silencio completo, soluciónelo sin criticar las preferencias de la otra persona. Puede ser tan simple como ordenar nuevos audífonos.

Habrá días buenos y días malos. Recuerde que, si bien hay muchas cosas relacionadas con esta crisis que no puede controlar, también hay cosas que sí puede controlar y la mayoría de ellas suceden dentro de casa. Sea amable, enfóquese en sus prioridades y deje pasar las pequeñas cosas. Sea una de las parejas que emerge de la crisis con su trabajo y relación intactos.

Artículos relacionados