¿Qué comer para no tener problemas de tiroides?

2 feb. 2021

¿Qué comer para no tener problemas de tiroides?

Tiempo de lectura: 6 minutos

No hay una dieta científica y especialmente diseñada para personas que tienen una afección de la tiroides. Pero sí hay recomendaciones para mantener una nutrición saludable y ayudar a esta glándula esencial del organismo a funcionar bien.

Cuidar la tiroides con una dieta balanceada que contenga frutas, vegetales, carnes blancas magras y granos enteros no solo ayuda al trabajo de esta poderosa glándula sino también al sistema digestivo y a que el corazón lata bien, ambas bases de un metabolismo bueno y equilibrado.

La piedra angular de la glándula tiroides es justamente el balance. Y yodo es la palabra clave de ese mecanismo.

El yodo está presente de forma natural en el suelo y el agua de mar. La disponibilidad de yodo en los alimentos difiere en varias regiones del mundo. En algunas partes las personas pueden mantener la cantidad que nececitan al consumir sal de mesa yodada, o comiendo alimentos con alto contenido de yodo. Sin embargo, la cantidad de yodo en los alimentos no figura siempre en el empaque de los alimentos, y puede ser difícil identificar las fuentes de yodo en los alimentos.

Es importante notar que los alimentos procesados, como las sopas enlatadas, casi nunca contienen sal yodada. Además, las sales especiales, como la sal marina, la sal kosher o la sal del Himalaya no suelen estar yodadas. Las etiquetas del producto indicarán si la sal está “yodada” o proporciona yoduro.

¿Hay súper alimentos para la tiroides?

Aunque no existe una dieta predeterminada para proteger a la tiroides, algunos expertos aseguran que hay alimentos que la mantienen saludable. ¿Cuáles son?

  • Aquellos ricos en yodo como las algas marinas (wacame o el nori), y los camarones;
  • Nueces saladas, como las nueces de Brasil o cashews, que contienen un buen grado de selenio;
  • Pescados a la parrilla o al horno, como bacalao, el salmón, o el atún, que son ricos en yodo, selenio y ácido graso omega 3. El selenio también desempeña un papel fundamental en el metabolismo y la función tiroidea y ayuda a proteger el cuerpo del daño causado por el estrés oxidativo.
  • Helados y productos lácteos, que son ricos en yodo. La tiroides también necesita yodo para prevenir que la glándula se agrande, una afección que se conoce como bocio;
  • Huevos frescos, especialmente enteros, con clara y yema, ya que contienen yodo y selenio
a variety of superfoods put together

Algunos detalles que mejoran aún más la dieta:

  • La proteína debe provenir de fuentes magras bajas en grasa como el pescado y las legumbres
  • Elegir aceites “buenos” de oliva o vegetales bajos en grasas saturadas: de girasol, canola, o aguacate
  • Reducir en general las grasas saturadas que están presentes principalmente en productos de origen animal como la carne o los quesos
  • Elegir bien los carbohidratos, consumir más los provenientes de granos integrales y frutas, y menos de galletas, dulces, papas fritas y sodas
  • Aumentar el consumo de fibra que está presente principalmente en los granos enteros, y en una enorme variedad de vegetales

Por otro lado, hay alimentos que hay que evitar porque pueden interactuar con los medicamentos para tratar afecciones de la tiroides. Por ejemplo:

  • Aquéllos con alto contenido de proteína de soja como el tofu, la leche de soja, y ciertas legumbres porque en grandes cantidades interfieren con la absorción de la hormona tiroidea.
  • Medicamentos o suplementos con cantidades excesivas de yodo, ya que podrían alterar potencialmente los niveles de la hormona tiroidea.

Si se está tomando una hormona tiroidea, es mejor no consumir al mismo tiempo:

  • Nueces
  • Harina de soja
  • Suplementos de hierro
  • Suplementos de calcio
  • Antiácidos que contengan magnesio, calcio o aluminio
  • Ciertos medicamentos para las úlceras
  • Ciertos medicamentos anti colesterol

Se recomienda consumirlos varias horas antes o después del momento en el que se toma el medicamento.

Si la persona padece de problemas en la tiroides, la buena nutrición también es esencial porque el buen o mal funcionamiento de la glándula tiroides afecta el peso. Cualquier desbalance puede hacer que la persona pierda o aumente de peso.

Qué es la tiroides y cómo funciona

Thyroid gland

La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en el cuello, justo arriba de la clavícula. Es una de las glándulas endócrinas que producen hormonas.

Las hormonas tiroideas controlan el ritmo de muchas actividades del cuerpo. Estas incluyen:

  • la velocidad con la que se queman calorías y
  • cuán rápido late el corazón (respiración y frecuencia cardíaca)
  • la función digestiva
  • y los estados de ánimo

Las pruebas de función tiroidea verifican si la tiroides está funcionando bien. También se usan para diagnosticar y ayudar a encontrar la causa de enfermedades de la tiroides, incluyendo el hipertiroidismo y el hipotiroidismo. Los exámenes de la tiroides incluyen análisis de sangre y pruebas de imagen.

Las afecciones más comunes

Hipertiroidismo. También se la conoce como tiroides hiperactiva, y se presenta cuando la glándula tiroides produce más hormonas tiroides de las que el organismo necesita.

Hipotiroidismo o tiroides hipoactiva. Ocurre cuando la glándula tiroides no produce suficientes hormonas tiroideas para satisfacer las necesidades del cuerpo.

Deficiencia de yodo. El yodo es esencial para la producción de hormonas tiroideas y debe obtenerse de la dieta, ya que el cuerpo no puede producir yodo. El yodo se encuentra en varios alimentos y, en forma natural en el suelo y el agua del mar.

Los Estados Unidos se considera una región con suficiente yodo, pero muchas otras partes del mundo se consideran deficientes en yodo. Aproximadamente el 40% de la población mundial se encuentra en riesgo de deficiencia de yodo.  ¿Cómo hacer frente al problema?

  • Personas que no usan sal yodada. Agregar yodo a la sal es la estrategia más utilizada para controlar la deficiencia de yodo. Actualmente, alrededor del 88% de los hogares en todo el mundo usan sal yodada.
  • Mujeres embarazadas. Las mujeres embarazadas necesitan aproximadamente un 50% más de yodo que otras mujeres para proporcionar suficiente yodo a su bebé
  • Personas que siguen una dieta vegana o que comen pocos o ningún producto lácteo, mariscos y huevos, las mejores fuentes de yodo.
  • Personas que viven en regiones con suelos deficientes en yodo que comen principalmente alimentos locales. Estos suelos producen cultivos que tienen bajos niveles de yodo. Entre las regiones con suelos más pobres en yodo se encuentran las zonas montañosas, como las regiones del Himalaya, los Alpes y los Andes.
  • Personas que obtienen cantidades mínimas de yodo y que también consumen alimentos que contienen bociógenos. Los bociógenos son compuestos químicos que interfieren con la forma en que el cuerpo usa el yodo. Están presentes en algunos alimentos vegetales como la soja y las verduras crucíferas como el repollo, el brócoli, la coliflor y las coles de Bruselas.

¿El yodo puede hacer mal a la salud?

Sí, si se ingiere en exceso. Ingerir dosis elevadas de yodo puede provocar algunos de los mismos síntomas que la deficiencia de yodo, entre ellos bocio (aumento de tamaño de la glándula tiroidea). Las dosis elevadas de yodo también pueden provocar inflamación de la glándula tiroidea y cáncer de tiroides.

Nunca está demás recordar que las personas deben obtener la mayoría de los nutrientes de los alimentos. Las vitaminas, minerales, fibras dietéticas y otras sustancias beneficiosas para la salud están en lo que se come. En algunos casos, consumir suplementos dietéticos podría aportar aquellos nutrientes que por alguna razón el cuerpo no está recibiendo en la alimentación diaria. Pero esa decisión debería ser consultada siempre con un médico.

Suscríbase hoy y reciba nuestro boletín mensual con artículos de bienestar, información de productos y noticias de la compañía

I confirm that I have read and agree to PALIG'S Website Privacy Policy*

Create your own user feedback survey

Artículos relacionados