Cómo conseguir la verdadera independencia financiera

3 ago 2020

Cómo conseguir la verdadera independencia financiera

Tiempo de lectura: 7 minutos, 58 segundos

Es un anhelo común a toda la humanidad: alcanzar la verdadera independencia, un estado vital en el que no se dependa ya de nada ni de nadie, en el que las necesidades estén más que cubiertas y se alcance un nivel de vida confortable y feliz, sin sobresaltos ni temores. ¿Suena ambicioso? Sin embargo, lograrlo es posible si se sabe cuál es el camino que lleva a esa meta. Aquí analizamos algunas claves para orientar las acciones hacia ese objetivo y llegar, en lo mejor de la vida, a esa independencia que da la verdadera libertad y que contribuye a la paz mental.

La mayoría conoce la teoría para llegar a ser realmente independiente: ahorrar y moderar el nivel de gasto, evitar las deudas, contratar seguros adecuados, cuidar la salud, potenciar la fortaleza mental… Y, a pesar de tenerlo tan claro, siempre hay personas que no consiguen alcanzar esa meta.

Es cierto que hacerlo requiere esfuerzos y disciplina, pero la recompensa lo amerita, porque es una promesa de tranquilidad, de confianza y, por tanto, de bienestar y felicidad.

Saber por dónde empezar resulta vital.  Lo primero es saber de qué estamos hablando cuando nos referimos a ser completamente independientes en la vida.

¿Qué es la independencia vital?

Hay solo una cosa segura al responder a esta pregunta: no significa lo mismo para todo el mundo. Cada persona encontrará su propio escenario de independencia, su propio camino. Sin embargo, en todos hay puntos de paso comunes, como tener fuentes de ingreso propias y garantizadas, no tener deudas o contar con suficiente protección para la salud propia y la de los seres queridos, así como con medios para garantizar el nivel de vida de estos en cualquier circunstancia.

A partir de ahí, los caminos son innumerables: para una persona, la independencia puede tener tintes minimalistas y filosóficos, mientras que para otra puede ser un camino de hedonismo y disfrute. Sin embargo, en todos los casos las bases serán las mismas y la clave siempre coincidirá: se trata de tener un plan y ejecutarlo con seriedad.

Por eso, cuanto antes se tomen las medidas oportunas, antes se estará en condiciones de llegar a ese estado en el que el dinero, las obligaciones profesionales y la inseguridad ya no tengan influencia en el estado de ánimo de una persona. Y ahí estará, por fin, la ansiada independencia, cuando las decisiones de gobiernos, empresas, mercado u otras personas ya no supongan una amenaza de ningún tipo.

Esas medidas afectan sobre todo a tres campos fundamentales: la salud física, la salud mental y la salud financiera. Son, por tanto, un conjunto de elementos interrelacionados: de nada sirve tener fortaleza económica si no se tiene salud para disfrutarla. Y de nada sirve todo lo demás si la mente no acompaña.

Mejorar la salud física para tener una vida más libre
Todo empieza por la salud. Por la presente y por la futura, incluso por la de otros: esposos, hijos, padres… Defender la salud es la primera piedra en el edificio de la independencia y pasa por varios puntos:

  • Hacer ejercicio. Una vida sana se fundamenta en la actividad física, en mantener el cuerpo lo más joven posible gracias al ejercicio regular, bien organizado y saludable. A menudo es suficiente con pequeñas rutinas domésticas para conservar un organismo tonificado y fuerte.
  • Comer y dormir bien. No hay buena salud sin buena alimentación. Hay que abandonar los excesos, buscar los alimentos más equilibrados y sanos, introducir el pescado en la dieta y, sobre todo, la fruta y otros vegetales. La recomendación de tomar cinco piezas diarias de frutas y verduras puede hacer maravillas. También dormir resulta clave para cuidar la salud: hay que intentar dormir un mínimo de siete horas, manteniendo horarios fijos y evitando la cafeína y otros elementos que puedan distorsionar las rutinas del sueño.
  • Cumplir con los controles médicos. A medida que pasan los años, la visita periódica al doctor se vuelve fundamental para garantizar un buen estado de salud. En las revisiones periódicas se detectan muchos problemas incipientes y se atajan antes de que se conviertan en algo grave. Cumplir con las citas médicas y seguir los consejos de los facultativos a rajatabla es fundamental para que la salud acompañe en el esfuerzo por lograr la independencia.

Ser más fuertes mentalmente prepara para la independencia

No todas las personas están preparadas mentalmente para caminar hacia esa libertad. Para muchas, es un camino difícil porque no tienen la suficiente fuerza psicológica para hacerlo.  Eso se debe a que, frecuentemente, esa fuerza mental se consigue mediante el ejercicio de mantener la calma en situaciones complejas y tomar decisiones con serenidad, con suficiente información y perspectiva.

Los expertos señalan cuatro pilares fundamentales para lograr esa fortaleza mental que contribuya a darle la libertad vital a una persona. Son estos:

  • Hace referencia al tipo de vínculo que tiene una persona con sus metas, su determinación por alcanzarlas y su empeño en perseguirlas.
  • Y, en este caso, autocontrol. Se trata de la capacidad de una persona de mantener la calma en situaciones de estrés y máxima exigencia. Por ejemplo, para no dejarse llevar por el pánico ante una caída de los mercados.
  • Concentración. Es fundamental para concentrar los esfuerzos en los asuntos prioritarios y no dispersar la atención en cuestiones secundarias o poco importantes.
  • Preparación ante el fracaso. Antes o después, los errores se producen. Con ellos, a menudo llegan los fracasos, por lo que resulta fundamental estar mentalmente preparado para encajar el golpe, aprender de los fallos y volver a levantarse.

A partir de estos cuatro valores, se puede construir una mente más poderosa y eficaz, entrenada para la adversidad, para el estrés y la máxima exigencia. Capaz de hacer más honesta a una persona, más dispuesta a aceptar el éxito de los demás y a pensar con independencia.

Construir una fortaleza financiera para ser realmente libre

Con buena salud física y mental ya se tiene una buena parte del objetivo conseguido. Pero de poco sirven si no se cuenta con una sólida fortaleza financiera que ofrezca la más complicada y esquiva de las independencias, la económica.

Hay muchos consejos para conseguir una buena situación financiera. Los hay orientados al ahorro, a la inversión, a la diversificación de ingresos o a la contratación de productos. Los expertos han reunido todas esas estrategias en estas seis principales:

  • Diversificar las fuentes de ingresos. No se puede lograr la independencia económica si solo se tiene una fuente de ingresos. En el momento en que esta se encuentre en peligro o se corte, todo puede echarse a perder. Es necesario contar con más de una fuente: negocios paralelos al trabajo principal, diversificación del negocio central o participación como socios inversores en proyectos dirigidos por otras personas.
  • Evitar las deudas. Una persona con deudas tendrá más obstáculos para aspirar a ser independiente. Es recomendable eliminar las deudas y no volver a contraerlas. Sin embargo, no conviene confundir deudas con dinero tomado a préstamo para invertirlo y lograr beneficios.
  • Gastar menos de lo que se gana e invertir con el resto. Es una de las claves para lograr que toda esta parte del plan funcione. Es necesario crear presupuestos de ingresos y gastos, de forma que siempre quede un remanente. A partir de ese dinero se puede crear una estrategia de inversión.
  • Ahorrar siempre, se gane lo que se gane. Además de invertir, es necesario también ir creando un colchón económico por si la situación se complica. El dinero paralizado crea menos riqueza, con lo que hay que elegir muy bien los instrumentos de ahorro, pero es necesario contar con esa posibilidad de generar liquidez de forma inmediata en caso de emergencia.
  • Proteger el capital frente a los impuestos. La persona que está dispuesta a luchar para lograr su independencia económica no querrá que los impuestos se lleven la mayor parte de su esfuerzo. Se deben buscar mecanismos inversores e instrumentos de ahorro que tengan gravámenes bajos y permitan generar un escudo de protección contra los impuestos. Uno de los mecanismos más sencillos es un plan de jubilación o retiro, que puede ser ofrecido por el empleador o contratado de forma independiente.
  • Contratar seguros adecuados. Una persona que quiere proteger a los suyos y lograr una estabilidad económica no puede descuidar el frente de los seguros. Sean seguros de salud, accidente o vida, es muy importante contratarlos de forma que ofrezcan las mejores coberturas en cada momento. Por ejemplo, mientras los hijos son pequeños, se puede combinar un seguro de vida a término con un buen seguro de salud familiar. Más adelante, se puede pasar a un seguro permanente y a un plan de cuidado médico para la vejez. La idea es lograr una combinación de pólizas que permita sacar el mayor partido de cada dólar invertido en seguros.

Una persona puede plantearse construir paso a paso su independencia vital siguiendo estas recomendaciones, tácticas y estrategias.  Llegará un momento en que habrá conseguido la independencia financiera y, si ha mantenido su salud física y mental en buena forma, tendrá ante sí muchos años de vida para disfrutar de ese sentimiento único de no depender de nadie y ser completamente libre.


Con tiempo y salud por delante, también será importante mantener cuerpo y mente activos. Hobbies, ejercicio, amistades, familia, viajes… Todo es útil para que, a partir de ahí, la vida sea plena y feliz, el verdadero fin de esa ansiada independencia vital.

 
Fuentes: Harvard Medical School, “5 steps to long-lasting independent living”, U.S.News: “7 Habits to Help You Reach Financial Independence”, Jeff Rose, Forbes: “The 15 Crucial Steps Needed To Achieve Financial Independence”, The Balance: “How to Become Financially Independent”, Palig.com: 10 Mindset Shifts to Improve Your Financial Well-Being

Suscríbase a Dr. PALIG Wellness

Suscríbete hoy y recibe actualizaciones mensuales de exclusivos blogs de bienestar.

Create your own user feedback survey

Artículos relacionados