El doctor espera, no postergue su cita

31 jul 2020

El doctor espera, no postergue su cita

Tiempo de lectura: 8 minutos, 23 segundos

Los consultorios médicos y dentales están reabriendo y las medidas de prevención y protección son más esenciales que nunca. Las estadísticas demuestran que un estado de salud bueno nos hace menos vulnerables al coronavirus y cualquier otra infección.

Una encuesta de la Kaiser Family Foundation halló que, a causa de la pandemia, el 48 por ciento de los adultos había postergado su atención médica esencial, como el manejo de la diabetes, el control de la presión arterial, y exámenes preventivos. Por eso, las organizaciones médicas y de salud pública manifiestan preocupación debido a que estos atrasos pueden derivar en problemas serios de salud en el corto y largo plazo.

A su vez, algunas asociaciones médicas también han notado una fuerte caída en el número de pacientes de emergencias no relacionadas con COVID-19 en todas las regiones. Algunos, como el Colegio Estadounidense de Médicos de Emergencia, el Colegio Estadounidense de Cardiología y la Asociación Americana del Corazón, han instado públicamente a las personas preocupadas por su salud, que sufran de una enfermedad crónica o se sientan mal a no dejar de ir al médico.

El riesgo de dejar los medicamentos

No solo se ha postergado la cita médica. Por temor al contagio, la dificultad para ir a una farmacia o la pérdida del seguro médico, muchas personas han dejado de tomar sus medicamentos para tratar afecciones crónicas o que necesitan de cuidado continuo.

Las personas con problemas de salud preexistentes, como presión arterial alta, diabetes, colesterol, entre otras, tienen mayor riesgo de desarrollar COVID y de tener complicaciones. Sin embargo en un momento en el que estas condiciones deben controlarse más que nunca muchos suspenden sus dosis.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), casi la mitad de los estadounidenses toma al menos 1 medicamento recetado y 1 de cada 4 toma 3 o más medicinas para tratar condiciones crónicas.

La estadística se reproduce en otros países. La falta de adherencia a la medicación ya era un problema en épocas normales. Pero se ha acrecentado con la pandemia. 

Estudios han demostrado por décadas que del 20% al 30% de las recetas de medicamentos nunca se surten. Asimismo, cerca del 50% de los medicamentos para enfermedades crónicas no se toman según las indicaciones de la receta, y esto le cuesta a los sistemas de salud millones en tratamientos que pueden prevenirse o complicaciones de afecciones que pueden controlarse.

Las personas que tienen dificultades para ir a la farmacia o para comprar un medicamento, deben pedir ayuda a familiares o amigos, o bien llamar al médico o farmacéutico, para  no profundizar un problema.  Ahora, más que nunca, es el momento para retomar el cuidado de la salud.

Cómo ir al médico en tiempos de pandemia

Para enfrentar los riesgos de contagio de COVID-19, se han generado nuevos protocolos que los profesionales de salud están siguiendo para prevenir la propagación del virus, y proteger al personal y a los pacientes.

Si planea ir al médico o al dentista, éstas son algunas de las medidas para tener en cuenta y saber de antemano con que situación se encontrará:

receptionist on phone with a patient
  • Cuando llame para hacer la cita, le preguntarán si ha tenido fiebre o síntomas de COVID.
  • El/la asistente le explicará el nuevo procedimiento.
  • En la mayoría de los consultorios o centros de salud ya no hay sala de espera. Seguramente le pedirán que llame cuando llegue al consultorio y le dirán cuándo entrar.
  • Le tomarán la temperatura al entrar al consultorio.
  • Deberá usar máscara todo el tiempo. Solo tendrá que sacarla para un procedimiento dental o si deben examinarle la garganta

En el caso del personal médico:

  • Tendrán puestas máscaras N95
  • En algunos casos protector facial plástico
  • Usarán guantes
  • Se lavarán y desinfectarán las manos antes y después de atenderle

Distancia social: durante un examen médico y dental la distancia social de 6 pies (2 metros) a veces es difícil de practicar, por eso toda la protección anterior es esencial.

Chequeo anual, más valioso que nunca

Aunque se haya postergado debido a la cuarentena, el control anual con el médico de cabecera es necesario.  Es el momento en el que hay más tiempo para hablar de los problemas de salud, las preocupaciones, el estrés, los niños, el trabajo y la vida. El médico hace preguntas sobre los medicamentos, cambios de hábitos y controla los signos vitales. 

La siguiente es una lista de las pruebas esenciales en el chequeo anual:

Presión arterial. Es la presión que ejerce la sangre en el sistema circulatorio. Menos de 120 sobre menos de 80 es un rango normal. Más de 130 por sobre más de 80 se considera alta. En este caso, el médico le explicará los riesgos de la hipertensión, cambios en la dieta y le recetará medicamentos si es necesario.

Ritmo cardíaco. El rango de valores que se considera normal es entre 60 y 100 latidos por minuto. Si su ritmo cardíaco está acelerado, por encima de estos números, es posible que su médico ordene un electrocardiograma.

Ritmo respiratorio. Entre 12 y 16 respiraciones por minuto es un ritmo normal para un adulto. Más de 20 pueden revelar algún problema cardíaco o pulmonar.

Temperatura. El promedio normal es 98.6 grados Fahrenheit (37 Celsius). Si es superior a 100 grados Fahrenheit puede ser señal de que el organismo está luchando contra una infección.

Durante el chequeo anual, el médico también examinará:

El abdomen. Presionando y utilizando el estetoscopio querrá detectar el tamaño del hígado y la presencia de fluidos. 

El sistema neurológico. Con un pequeño martillo, los médicos golpean la rodilla para comprobar los reflejos y asegurarse de que el sistema nervioso esté funcionando correctamente. Además de la rodilla, también se pueden comprobar los reflejos a lo largo de la parte externa de los codos, el pliegue interno del codo, en las muñecas y en los tobillos.

El pulso. No sólo en la muñeca sino también en las piernas y brazos. Seguramente el médico aprovechará ese momento para observar si hay alguna malformación en las articulaciones de las manos.

La piel. Observará si tiene algún lunar o mancha en la piel. Casi una de cada diez personas tiene por lo menos un lunar inusual (atípico) de aspecto distinto a los lunares comunes, llamado nevo displásico. Estos lunares pueden tener más probabilidades de convertirse en melanoma, un tipo de cáncer de piel.

Doctor writing notes

 

Pulmones y corazón. El médico auscultará con un estetoscopio el corazón y le pedirá que respire profundo y diga "ahhh", para escuchar sus pulmones. Si considera necesario podrá hacer un electrocardiograma y una espirometría. Esta consiste en soplar con tanta fuerza como se pueda dentro de una máquina pequeña que evalúa la capacidad pulmonar.

El cuello. Al palpar el cuello, el médico querrá confirmar que no hay ningún bulto en la zona de influencia de la glándula tiroides ni ganglios linfáticos inflamados.

En esta cita, también se tomará una muestra de sangre y de orina, o le dará una orden para ir al laboratorio. El test incluirá un conteo completo de sangre para detectar cambios en los niveles de colesterol bueno y malo, lípidos y azúcar, y probablemente anticuerpos de COVID-19, entre otros.

Los exámenes que no pueden esperar

  1. PAP (O Papanicolau)
    En el Pap, el médico toma una muestra de las células del cuello uterino o cérvix de la mujer.  El examen permite detectar anomalías celulares. Según la Asociación Americana de Cáncer, debe realizarse una vez al año después de los 21 años, o al iniciar la vida sexual. Después de los 50, se realiza cada cinco años si la mujer no tiene antecedentes o riesgo de cáncer.
  2. Mamografía
    La mamografía y el ultrasonido son dos técnicas que analizan el estado del seno y detectan cualquier bulto o quiste. Los expertos sugieren hacerse una mamografía anual luego de los 40 años, y antes de esa edad si hay antecedentes de cáncer de seno en la familia.  Una de cada 8 mujeres tendrá cáncer de mama invasivo, que en la mayoría de los casos se puede prevenir y controlar gracias a la detección temprana mediante la mamografía. La probabilidad de que una mujer muera a causa de cáncer de seno es aproximadamente de 1 en 38 (alrededor de 2.6%).
  3. Próstata
    El doctor diagnostica posibles problemas palpando la próstata a través de la pared del recto o haciendo un test específico llamado antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés). Otros exámenes incluyen ecografías, rayos X y una biopsia.  El cáncer de próstata a menudo se puede detectar temprano al analizar los niveles de PSA en la sangre. Alrededor de 1 de cada 9 hombres será diagnosticado con cáncer de próstata en algún momento de su vida y 1 entre 41 morirá por este cáncer.
  4. Colonoscopia
    El cáncer colorrectal afecta por igual a hombres y mujeres. El Programa Nacional para la Detección del Cáncer Colorrectal recomienda hacerse una prueba en forma periódica para detectar cualquier problema a partir de los 50 años. Para los hombres, el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal es aproximadamente 1 de cada 23 (4,4%) y, para las mujeres 1 de cada 25 (4,1%). El número de casos en general ha bajado en la última década porque los pólipos colorrectales ahora se detectan con mayor frecuencia mediante pruebas de detección y se extirpan antes de que puedan convertirse en cáncer o se detectan antes, cuando la enfermedad es más fácil de tratar.
  5. Depresión y Ansiedad
    Al igual que la salud física, la salud emocional es de vital importancia. Por eso, no dude en mencionar a su médico de cabecera si en los últimos meses ha sentido desánimo, abatimiento, tristeza, o si ha perdido interés o gusto por hacer cosas, a causa de los enormes desafíos que nos ha presentado la pandemia. El médico le dirá si debe hacer una consulta con otro profesional o si una prueba de depresión es necesaria. Las horas de sueño, el ejercicio y cuánto alcohol consume son datos importantes también.

Aunque el nuevo coronavirus sigue siendo el foco de las noticias, los otros problemas de salud no han desaparecido. La visita al médico y cumplir con los tratamientos y medicinas recetadas es la mejor manera de no profundizarlos.

Fuentes: Kaiser Family Foundation, “Poll: Nearly Half of the Public Say They or a Family Member Skipped or Delayed Care Due to Coronavirus”, Mayo Cinic, Stay on Track with Medications, MedlinePlus, Physical exam frecuency, CDC, Doctor Visits and Getting MedicinesAmerican Cancer Society

 

Suscríbase a Dr. PALIG Wellness

Suscríbete hoy y recibe actualizaciones mensuales de exclusivos blogs de bienestar.

Create your own user feedback survey

Artículos relacionados