29 sep 2017

Niños con Problemas de Adultos

¿Tu hijo pasa mucho tiempo sentado, sin correr o hacer ejercicio? ¿Se queja de que siempre está cansado? ¿Come bien? Los especialistas están alertando a las familias sobre algunos cambios en el estilo de vida de los más pequeños que pueden desencadenar enfermedades de adultos, como la presión arterial alta.

¿Pueden los Niños Tener Hipertensión?

Hace pocos días, la Academia Americana de Pediatría (AAP) alertó sobre el estilo de vida de los chicos de hoy. Dicen, que el sobrepeso, el estar mucho tiempo sentados frente a las pantallas y las malas conductas alimentarias está provocando un aumento en los casos de hipertensión arterial en niñas, niños y adolescentes.

La prevalencia de la hipertensión en los niños ha aumentado en las Américas en las últimas dos décadas y con frecuencia la afección no es diagnosticada ni tratada. En los Estados Unidos los investigadores estiman que alrededor 3.5 %  de todos los niños y adolescentes tienen esta condición. El problema es mayor entre los niños hispanos, con tasas más altas entre los adolescentes que entre los niños más pequeños. En un estudio publicado en mayo, investigadores midieron la presión arterial, junto con la estatura y el peso para el índice de masa corporal (IMC), de más de 21.000 adolescentes en 27 áreas de Houston entre 2000 y 2015. Se tomaron lecturas en tres ocasiones distintas para identificar a los estudiantes, de entre 10 y 19 años, con hipertensión constante.

En América Latina diversos estudios han encontrado una alta prevalencia de hipertensión arterial en los niños y adolescentes, con retraso en el crecimiento por mala nutrición y sobrepeso. Además, los índices crecientes de obesidad infantil en los países latinoamericanos se han convertido en un riesgo importante.

Como padre debes ser muy consciente sobre el impacto que tiene la falta de actividad física en la salud de tus hijos.  Si se quedan en casa y pasan largos períodos de tiempo con los móviles, la computadora o frente a los videojuegos, sumado a una mala alimentación, están más expuestos a padecer de obesidad y síndrome metabólico, principales desencadenantes de problemas que antes  eran exclusivo de adultos como las enfermedades cardiovasculares y la hipertensión.

Tratamiento y Prevención

Afortunadamente, la presión arterial alta puede controlarse mediante cambios en la dieta, medicamentos o una combinación de ambos.  Es importante que el pediatra controle la presión arterial de los niños con hipertensión en forma regular y que los padres sigan cuidadosamente el consejo del médico en cuanto al tratamiento.

Si la causa de la hipertensión es la obesidad, el primer paso será lograr que el niño baje de peso. Eso no solo disminuirá la presión arterial, sino que también tendrá otros beneficios para la salud. El médico puede recomendar, además, limitar la cantidad de sal de su dieta y sugerir que tu hijo haga más ejercicio. La actividad física ayuda a regular la presión arterial y, por lo tanto, puede reducir la hipertensión leve.

La Importancia de "Tomar la Presión"

Habrás oído que cuando se mide la presión aparecen dos números. Eso es porque el término presión arterial se refiere a dos medidas separadas:

En la medición de la presión arterial infantil los valores dependen de factores como la edad, el sexo y la altura. Por lo tanto, se deben aplicar valores diferentes de medición con respecto a los adultos.

La siguiente es una tabla de referencia de valores normales acotada a la edad.

   

¿Hipertensión Primaria o Secundaria?

Al igual que en los adultos, la hipertensión infantil puede ser primaria o esencial y secundaria. ¿Qué significa esto?

La hipertensión arterial primaria o esencial, que es la más frecuente, es aquella que deriva fundamentalmente de factores que tienen que ver con el estilo de vida de los niños, tales como:

La hipertensión arterial secundaria en el niño se produce por una serie de enfermedades, como insuficiencia renal crónica, se manifiestan con una elevación de la presión arterial. También influyen los antecedentes familiares.

Además, la presión arterial parece tener una correlación clara con el peso al nacimiento del niño, de tal modo que cuanto menos pese el bebé al nacer, más alta puede ser su presión arterial.

¿Cuáles son los Síntomas Habituales?

Los niños con tensión arterial alta se quejan frecuentemente de:

Diagnóstico

Según esta nueva comunicación de la Academia Americana de Pediatría hay hipertensión arterial infantil cuando el promedio de presión sistólica y/o diastólica es mayor o igual al percentil 95 para edad, sexo y talla en 3 ocasiones o más.

Si se descubre que tu hijo tiene presión arterial alta, el pediatra pedirá pruebas para ver si la está causando un problema médico subyacente. Estas pruebas incluyen estudios de orina y sangre. Si no se puede encontrar ningún problema médico, el diagnóstico será hipertensión esencial.

Para Recordar

¡Todos los niños deben asistir a sus controles pediátricos de rutina! Los problemas de presión arterial son los responsables de enfermedades cardiovasculares de gran importancia en la edad adulta, por lo tanto, es muy importante detectar la hipertensión en sus primeras etapas.

Una dieta con menos grasas y más frutas y verduras, con la cantidad justa de sal, la práctica de actividad física y decir "no" al sedentarismo son las bases de la prevención de la hipertensión.

Artículos relacionados