14 ago 2017

¿Es posible que su círculo social y familiar sea beneficioso para la salud?

Cambiar su estado civil en Facebook solía ser un gran problema. La gente pensaba cuidadosamente antes de cambiar de "soltero" a "en una relación". O de "en una relación" a la célebre expresión "es complicado". Y a pesar de que la mayoría de la gente continúa utilizando esta característica con una ironía extrema, el hecho permanece.

Pasamos mucho tiempo pensando en cómo definir las relaciones en nuestras vidas. No importa si son románticas, platónicas o familiares. Lo que no consideramos es el hecho de que todas estas relaciones pueden estar ayudándonos a vivir una vida más saludable.

Aislamiento y Socialización

Muchos profesionales médicos consideran que las conexiones sociales tienen beneficios médicos reales. Gran parte de esto se debe a que las investigaciones más recientes demuestran que la ausencia de un círculo social puede tener consecuencias dañinas para usted. 

En lo relacionado a las enfermedades cardiacas, los riesgos del aislamiento coinciden con los ocasionados por el cigarrillo y la obesidad. También puede afectar su capacidad de recuperación. Los pacientes que viven solos después de sufrir un ataque cardiaco, tienen un riesgo de mortalidad dos veces mayor que los pacientes que viven acompañados.  

El aislamiento y otros factores psicológicos como la depresión y el estrés pueden tener manifestaciones físicas. 

  • Pueden elevar la presión arterial y provocar una reacción de “lucha o huida” en el cuerpo
  • Pueden afectar el flujo de sangre
  • Pueden aumentar la incidencia de coágulos de sangre
  • Pueden aumentar el riesgo de anomalías en el ritmo cardiaco (arritmias)

¿Cuál es el antídoto?

Establecer relaciones cercanas es el antídoto más natural para el aislamiento social. Sus amigos y familiares lo ayudan a sentir que pertenece a un grupo. Pueden celebrar sus alegrías y darle apoyo durante momentos difíciles. También hay otros tipos de conexiones sociales. Las relaciones en el trabajo o en la escuela pueden ayudarlo con su autoestima. Además, pueden compartir sus triunfos cuando alcance sus metas.

Estos beneficios contribuyen a una buena salud mental además de ayudarlo a reducir el riesgo de enfermedad cardiaca por su influencia sobre el comportamiento. Los amigos se reúnen para hacer ejercicio. Las parejas disfrutan cocinando juntas y cuidando su salud. Y los padres se preocupan por la cantidad de azúcar que consumen sus hijos.

En cada uno de estos casos, las conexiones emocionales generan comportamientos que ayudan a reducir los riesgos y le permiten vivir una vida más saludable.

Artículos relacionados