6 sep 2017

¿Cuán Consciente Estoy De Mis Emociones Y Cómo Me Afectan?

¿Alguna vez te has preguntado qué realmente te motiva a apoyar a tu equipo de fútbol?

Es probable que algunas de las primeras respuestas que vengan a tu mente estén relacionadas a causas de las que estás consciente como, “es el mejor equipo”. Si bien la razón anterior es válida, el origen de nuestro favoritismo o conexión con ese equipo van más allá de nuestra capacidad consciente. Por ejemplo, imagínate la siguiente situación y algunas de tus probables reacciones:

Si tu equipo de fútbol queda de último en una competición, ¿cambiarías de equipo?

“¡Pero cómo! ¡Si es el equipo de mi ciudad! ¡Si todos los domingos nos reunimos en familia a ver el juego! ¡Si jugué en las inferiores del club!”.

Las razones por las cuales no te cambiaste de equipo son porque el arraigo que sientes por ciertas cosas es emocional y tus gustos son extensiones de tu auto concepto, así como lo son tus brazos o tus piernas.

Poniendo los pies sobre la tierra…

En 2008, el New England Journal of Medicine publicó un estudio en el que se relacionó el incremento en la incidencia de eventos cardiacos en una muestra de la población alemana durante la celebración del mundial de fútbol de 2006, cuando el equipo nacional disputó un juego importante.

El estudio sugiere que el estrés emocional asociado a los eventos cardiacos no estaba principalmente influenciado por el hecho de haber perdido o ganado, sino por la intensidad con la que se había vivido el juego. Por ejemplo, los episodios aumentaron durante la estresante victoria en penaltis frente a la selección argentina en cuartos de final, que ante la inminente derrota propiciada por la selección italiana en semifinales.

Entonces, la próxima vez que tu equipo de fútbol vaya a jugar un partido importante, recuerda que no se trata de un simple juego de pelota; se trata de algo más profundo, que si mal se canaliza puede afectar tu salud de manera inesperada.

¡Cero estrés y disfruta el juego!

Fuentes: nejm.org

Artículos relacionados